«Comfort is not a crime»

interpreta un confort que está de moda, al igual que el calzado Stonefly, capaz de combinar aspectos aparentemente antitéticos como el design, la elegancia y la praticidad..

Una galería de imágenes inconformistas, inesperadas, libres.
Porque el confort ya no es
un “crimen contra el estilo